Gran Torino

Le asigno 4 palomitas de 5 posibles a esta película dirigida y producida por Clint Eastwood donde él es el protagonista, Walter Kowalski.

Walt es un anciano que se queda viudo y vive en un barrio habitado por asiáticos, negros y mexicanos. Es un veterano de la guerra de Corea y se alimenta básicamente de cerveza, cuidando su casa contra potenciales intrusos. Se expresa despectivamente de todos de acuerdo con su origen étnico. Su relación con sus vecinos vietnamitas mejora cuando los defiende ante la agresión de unos pandilleros, lo cual lo convierte en una especie de héroe del barrio.

A partir de ahí se vincula cada vez más con sus vecinos, particularmente con Thao y Sue, dos hermanos adolescentes que lo invitan a comer y a platicar sobre la vida. Walt no tiene buena relación con su materialista familia, así que vierte su tiempo con los vietnamitas. Thao tiene en Walt un mentor que le enseña a desarrollarse ante un medio hostil en Estados Unidos.

La película tiene un buen mensaje sobre la unión vecinal, y sobre la grandeza de compartir conocimiento con la gente. Lo ilustra muy bien la frase "Es increíble que tenga más en común con estos chinos que con mi maldita familia". Me gustan las reflexiones que se hacen sobre la vida y la muerte, así como también el cargo de conciencia que arrastra el personaje de Walt a través de los años por su pasado bélico.

Al morir, Thao recibe como herencia el auto Gran Torino que da lugar al nombre de la película. Walt fue capaz de vencer sus prejuicios racistas y lograr convivir con personas con costumbres diferentes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

The guitar - La guitarra