Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2018

Call me by your name - Llámame por tu nombre

Imagen
Para apreciar el hermoso mensaje de amor de esta película debemos comprender que, lamentablemente, el planeta está regido por una sociedad heteropatriarcal en la que el amor entre personas del mismo sexo está mal visto. 
Oliver es un arqueólogo estadounidense de unos 30 años de edad que viaja al norte de Italia a colaborar en un proyecto con su colega italiano, quien lo hospeda en su hogar. La película es larga, 2 horas 12 minutos, pero fluye bien debido a los hermosos paisajes veraniegos de esa zona. Se habla de etimología, de libros, de la influencia etrusca en la bota italiana, de la lengua latina, de los edficios viejos en los pueblitos. 
Ambientada a inicio de los 80s, Elio es un muchacho de 17 años que pasa con su familia el verano en una hermosa villa. Es culto por ser un gran lector y por poseer una vasta educación musical. Es el encargado de enseñarle el pueblo a Oliver en recorridos bicicleteros. Poco a poco se va estrechando el vínculo entre ambos a través de la convivencia y…

Mis dedos te recorren

Imagen
Mis dedos te recorren
de la frente hasta tu cuello
de tu hombro tibio a la cintura
con tu mirada de locura
extasiada, alucinada.
Y la mía, que te devela
el sudor entre tus vellos
adivinando con premura
tu ombligo de mil velas.

Mis dedos te recorren
mordida de labio repetible
rasgada y sin cintillos
de mis yemas en tus senos
tibios, apetecibles
instante pleno.

Mis dedos te recorren
abjurando pasadas emociones
envidiadas por la noche
en la orografía de tus pezones
en el cautiverio de tu broche.

Mis dedos te recorren,
delineando lunares de entente
hembra de trazo artista
sonrisa y meneo impresionista
que accedes a mi mente.

Mis dedos te recorren,
horadando tus nalgas a embelesos
que eternizan tu figura mítica
haciendo de tus pechos un verso
materias primas: gerundio y mística.

Mis dedos te recorren,
te transforman en tersa cordillera
con tu nuca ondulada al universo
rivales que baten tus bragas veras
alpinistas de tus volcanes bellos
en tu secreción inmersos.

Mis dedos te recorren,
labran con tesón tus aptas humedades
sagrad…