Estas letras

Léeme y acompáñate con estas letras
que te pertenecen porque te pertenezco
al igual que mis versos
por ti defendidos como loba
en la zona más densa del bosque
ahí donde desfallezco
ahí donde persistes.

Castígame bajo el látigo de tu cadera
donde me ahogaré con mi escritura
de sílabas sabatinas taciturnas
pero antes que nada, quemantes,
constantes.

Estas letras son aroma de café,
hilarante droga matutina
rodada en secreciones de mi alma,
son tu versión gramatical
contradicción interna en llamas.

Letras nacidas en el subterráneo
al amparo de ojos fijos
de vigilantes sin linternas,
de canarios sin alpiste.

Estas letras son un canto,
cadenas de besos subversivos
(III) La Emperatriz en puntos suspensivos...

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

Tanatología, la familia ante la enfermedad y la muerte.