Tony Manero


Tony Manero es el nombre de esta película ambientada en el Chile de los setentas, ya con Augusto en el poder. Y sí, hace referencia a la película Saturday Night Fever.

La película se desarrolla en un ambiente de barrio bajo donde hay robos, promiscuidad, violencia intrafamiliar, etc. Me acordé a ratos de una peli mexicana llamada Los hijos de Sánchez. El
personaje principal no tiene trabajo aunque siempre dice que se dedica a esto, el espectáculo, es decir, a bailar en un pequeño restaurante de barrio.

Es una excelente actuación la del personaje principal, por quien uno siente desprecio al ver su falta de solidaridad, envidia y falta de sensibilidad con sus familiares y vecinos: todo un culiao. Sólo robando y asesinando consigue un poco de plata, televisiones y vidrios robados, etc. para vender y adaptar en el restaurante una pista de baile similar a la de Saturday Night Fever.

Después participa en un concurso de TV para encontrar al igualito a Tony Manero y no gana. En su mirada se ve la derrota a pesar de tanto esfuerzo y de haber pisado a tanta gente. Su anhelo de ser famoso no triunfa. El tipo de verdad es una cagada de persona, quien solo manifiesta sus sentimientos cuando, al ver en el cine Saturday Night Fever, sus ojos se llenan de lágrimas.

Un personaje secundario es parte de la resistencia chilena y también le gusta el baile. Una noche, previo a un baile, dice unas frases bellas: "La vida es hermosa, te da la oportunidad de surgir", pero lo mandan a callar. Al final, este muchacho es atrapado por la policía política de Augustico.

El único gesto que sentí de admiración por el personaje principal es cuando rompe un espejo y pega cada uno de los fragmentos de éste sobre la superficie de un balón de fútbol para simular la típica esfera de espejos que había en las discotecas de los 70's.

Le doy unas 4.1 palomitas de 5 posibles.

El director es Pablo Larraín.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

Tanatología, la familia ante la enfermedad y la muerte.