Camino

Siempre he creído que la gente con mayor religiosidad trabaja con humildad y no necesariamente dentro de una religión.

Sí le asigno unas 4.9 palomitas de 5 posibles.

De entrada, el cartel presenta a una niña española de 14 años con unos ojos verdes bellísimos. Ella se llama Camino y es hija de una madre ultracatólica y de un padre oprimido por la mujer que viven en Madrid.
Tienen otra hija que dejó al novio y que vive en Pamplona con las Numerarias del Opus Dei.

Es bien dulce ver esta etapa de la humanidad relacionada con el aprendizaje, el juego, el primer amor, hasta que una tumor afecta la vida de Camino. El niño que le gusta se llama Jesús, como el icono religioso más afamado del catolicismo.

El director, Javier Fesser, trabaja bien esas 2 líneas. Una, la de la madre al hacer que Camino se enfoque en el Jesús de la religión y Camino, que inocentemente piensa en su Jesús.

Es hermosa, hermosa esta película. Hermosa..... hermosa......Me hizo recordar cosas de la infancia, cosas por las que probablemente pasamos todos con ese primer amor, con una carta de amor, y la tristeza de ver que alguien joven muere. Quizá todos tenemos a algún pariente o compañero escolar que murió en la flor de la vida.

Desnuda también el poder de la religión como forma de control social. Es una crítica fuerte al Opus Dei. Patética la manera en la que lucran prematuramente los sacerdotes con la muerte de Camino.

Si alguien no lloró en la sala de cine, es un androide. La parte final es donde casi toda la sala lloró. Sale Camino con el vestido
rojo que tanto le gustaba bailando con su Jesús, y flores artificiales que surgen en un sueño moribundo donde él, desde Madrid, y ella desde su lecho mortuorio, en Nafarroa, se conectan mentalmente.

La película está basada en hechos de la vida verdadera, pues hubo una chama española llamada Alexia que vivió esa historia.

La frase de la película: "pido por aquellos que no son capaces de entregar su corazón al amor".

Nerea Camacho (Camino) es tremenda actriz. Será mucho mejor que Penélope Cruz...¡¡bueno!! Tampoco es muy difícil que una actriz española sea mejor que la Cruz. Los ojos de Nerea son impresionantemente bellos.

Hermosa película, hermosa, hermosa....

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

Tanatología, la familia ante la enfermedad y la muerte.