¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Hace rato tuve una plática con un niño que me vio como si fuese una deidad y, salvo mi madre, nadie podría generar tamaña idea. El niño sabe que soy traductor y trabajo con palabras. Al principio me sentí mal pero creo que salí bien librado finalmente.

Él quería saber porque jitomate está bien escrita y gitomate no, pues suenan igual. Tenía esa duda porque en la escuela le dijeron que tenía que ser siempre con j. Y le dije que no pasaba nada, que yo a mi edad sigo teniendo esa lucha interna. Fue algo difícil porque estaba su madre a lado, pero tuve que decidir al sacrificar a uno de ellos y opté por la madre. Me acordé de aquella escena judía de liberen a Barrabás, representado por ella, solo que yo no lo liberé.

Yo le dije que muchas veces en este mundo hay miles de personas que son conocidas como pendejos. Los pendejos son tan pendejos que suelen no argumentar las cosas, se imponen porque no tienen razón, tienen la fuerza. La mamá abrió los ojos, pero igual me daba pues era/es Barrabás. Y en el mundo hay mucha, pero muuuucha gente así. El niño asintió con la cabeza.

Le dije: entonces, nosotros, los que no somos pendejos, o tontos, como nos enseñan a llamarlos, pues la tenemos difícil, ¿No?, siempre seremos menos. Y ellos tienen una ventaja, son tantos que hasta se ayudan. Si te fijas cuando vas en el transporte, casi todos son groseros y manejan mal, no respetan las señales y no detienen el micro cuando va a bajar la gente. Son pocos los que son educados, sí respetan las señales y son amables, ¿cierto? Y así es toda la vida en todos los países, pero siempre debemos estar satisfechos con hacer las cosas buenas. ¿Te has puesto a pensar porqué dicen que estamos mal? Nunca nos han dicho porqué. Sabemos que 1+2=3 y no 7 porque podemos contar con los dedos o con piedras. ¿Pero porqué vamos a estar mal si esa J suena igual que esa G? ¡No estamos mal! Es que a ellos, los que te dicen que estamos mal, les fue impuesto, los obligaron a repetir y obedecer y así son, así morirán. Yo en verdad te digo, que si yo fuese tu profesor, no te habría molestado por esa pequeñez. Lamentablemente, si quieres pasar tu materia, hazle caso a tu p...rofesora y escríbela con J, pero esto puedes y debes platicarlo con otros niños.

Me preguntó si no lo regañarían. (¿Hasta donde nos sometió la colonia, carajo? ¡Pobre niño!)

Le dije que no deberían regañarlo por platicar estas cosas. Se le abrieron los ojos más cuando le dije: Simplemente piensa en que pasaría si a la jirafa la escribimos como girafa. El español es descendiente del latín y del árabe.

¿Y sabías que hasta podríamos escribirlo como xitomate? Somos descendientes de los aztecas, ¿no? Si en tu escuela juegas fut y metes un gol, ¿no es eomocionante meter 3 o 4? ¿Estaría mal meter 3 o 4 y limitarnos? Pues no. También entre adultos hablamos de estas cosas y con personas de otros países que hacen lo mismo que yo. Nada más imagínate, chamo, unos señores de España que no conocían el xitomate/jitomate/gitomate en el siglo XVI vienen a decirnos a nosotros, es decir, no a los gringos, no a los suizos, no a los japoneses, A NOSOTROS, PAPÁ, ¡¡A NOSOTROS!! A LOS MEXICANOS que lo conocíamos 7 siglos antes de Cristo cómo escribirlo. Llegaron al cine a ver la película con 2200 años de atraso. ¿Te parece justo? ¿Somos inteligentes o payasos? ¿Nos vamos a dejar?

Me dijo que no era justo y que no somos payasos. La siguiente generación de mexicanos puede salvarse. Bendito niño, bendito. Creo que ha sido uno de los mejores días en toda mi puta vida.





Xitomate proviene de las voces nahuatls xictli, ombligo, y tomatl, tomate. Desde hoy comienzo a escribirlo con X, ¡va por México!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Guaguarón

Tanatología, la familia ante la enfermedad y la muerte.