Molero

El día de hoy inicio una serie de escritos relacionados con el lenguaje. Lo hago desde un punto de vista popular y sencillo, alejado de las elegantes pompas y directrices emanadas de la RAE.

Este primer escrito se titula "molero" porque hace unos minutos escuchaba en la radio se hacía referencia a un partido que disputará mañana la selección mexicana de fútbol frente a su contraparte islandés. Según el DRAE, diccionario de la RAE, "molero" es un fabricante o vendedor de muelas de molino ( http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=molero ), pero en mexicano tiene una acepción más.

Como ya sabemos, del deporte más practicado en México es el fútbol y en la selección mexicana de fútbol donde gran parte del pueblo mexicano cifra sus esperanzas de superación personal. Previo a la participación mexicana en el mundial, la selección debe realizar partidos de preparación. En lo personal me gustaría que se pudiese enfrentar a equipos de alto nivel como Brasil, Argentina, España, Italia, pero generalmente los rivales son de muy bajo nivel. Si se prefiere jugar Islandia, Bolivia y Corea del Norte, se debe a que la selección mexicana de fútbol es vista también como un negocio, donde lo deportivo se deja a un lado. El resultado lo conocemos todos cada cuatro años (si es que la selección calificó): eliminación en octavos de final.

El partido que México jugará contra Islandia mañana ( http://mx.news.yahoo.com/s/19032010/75/n-sports-cerca-agotarse-boletaje-mexico-islandia.html ) se celebrará en el estadio de las Panteras de Carolina de la NFL. Si tomamos en cuenta que tiene cabida para 73 mil aficionados y que el precio promedio de cada boleto será de 50 USD, sólo por concepto de entrada se obtendrán alrededor de 3,650,000 USD; todo esto sin hablar de ingresos por estacionamiento, venta de comida y camisetas, gorr
as, recuerdos, etc. Por esta razón, los dueños del negocio llamado "selección mexicana de fútbol" jamás dejarán voluntariamente de organizar este tipo de partidos contra selecciones de bajo nivel. Esto es lo que muchos analistas del campo deportivo definen como partidos moleros. Es un término que he escuchado desde hace años pero que, tras escucharlo en la radio el día de hoy, me ha motivado a crear este escrito. Me parece que lo hacen desde una perspectiva despectiva y utilizan la palabra "mole" como raíz.


Como prácticamente todos los mexicanos sabemos, el mole es un plato típico mexicano basado en la mezcla de varios chiles, chocolate, plátano, cacahuate/maní y varias especias más. La palabra mole proviene del náhuatl mulli, que significa salsa. ( http://es.wikipedia.org/wiki/Mole )

En muchas comunidades de México donde se celebran eventos deportivos suele festejarse al final de los mismos precisamente con tradicional mexicana como arroz, frijoles, pollo y mole. Es evidente que por las notables diferencias económicas, la bolsa ganadora para el vencedor de una carrera de 10 km realizada en un pueblo del altiplano mexicano es pequeñísima en comparación con la bolsa para el ganador del Maratón de Nueva York. En lo personal, me parece muy hermoso que en los pueblos mexicanos observé esta tradición de brindar una comida platos típicos a quien gane. Es una tradición para celebrar lo deportivo y no seguir restituyendo al deporte con más y más y más dinero.


Anteriormente se utilizaba el término "partido llanero" porque eran partidos que se jugaban en el llano, donde se marcaban las líneas de la cancha con cal y porterías rudimentarias. Después surgió el término "partido molero", "carrera molera", "torneo molero" etc.


Luego entonces, quienes utilizan el término molero para referirse a eventos deportivos de bajo nivel caen en una actitud de desprecio hacia la cocina mexicana, aparte de hacer gala de una rampante ignorancia. Simplemente, podrían utilizar la siguiente construcción: "partidos de bajo nivel". La cultura general no es la mejor de las asignaturas de quienes en México están frente a un micrófono al narrar partidos de fútbol. Esta actitud es común en las radiodifusoras y televisoras mexicanas privadas Televisa y Televisión Azteca: racismo, elitismo y un desprecio a lo nativo.

Entre otras cosas, por ello debemos luchar porque los medios de difusión sean expropiados para beneficio del pueblo de México.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

Tanatología, la familia ante la enfermedad y la muerte.