La OTAN en Afganistán: guerra mundial en un solo país

Autor: Rick Rozoff
Traductor: Chúo

Desde que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (NATO – North Atlantic Treaty Organization) asumió el control de la Fuerza Internacional de Ayuda a la Seguridad (ISAF - International Security Assistance Force) en Afganistán en 2003, la entidad de las tropas que sirven bajo este comando aumentó de 5,000 a 100,000 hombres.
Actualmente, en esa nación se encuentran presentes 134000 hombres de tropas extranjeras, que se suman a los soldados estadounidenses que operan separadamente en el ámbito de la Operación Libertad Duradera (Enduring Freedom), si bien el número total alcanzará las 150,000 unidades el siguiente verano la mayor parte de las tropas usamericanas que en este momento no se encuentran bajo comando de la OTAN pronto lo estarán.

Hay 47,000 soldados de tropa provenientes de países miembros o asociados de la OTAN. Los soldados de Estados Unidos en Afganistán superarán dentro de poco tiempo a aquellos presentes en Iraq.

Además, 1600 hombres de Estados Unidos, de la OTAN y de sus aliados han sido liquidados en el teatro de guerra, y 520 de estos caídos en el último año. Los caídos estadounidenses se han más que duplicado de 2008 al 2009, de 155 a 318. Más de 170 civiles afganos han sido asesinados hasta ahora este año, un aumento del 33 por ciento respecto al mismo período del año pasado. De enero a abril, las fuerzas armadas de los Estados Unidos y la OTAN han asesinado a 90 civiles, un aumento del 76 por ciento respecto a los 51 en el mismo período del 2009. [1]

Más de 300 personas han sido asesinadas este año durante ataques misilísticos lanzados desde drones (aviones teledirigidos) contra las supuestas cuevas de rebeldes en Pakistán, llevando el total de muertos en tales ataques a más de 1000, desde agosto del 2008.

Este febrero, en Marjah, 15,000 hombres de las tropas de Estados Unidos, de la OTAN y del gobierno afgano participaron en la ofensiva de tierra de propósito general de esta guerra, y reunieron a más de 23,000 hombres en la provincia meridional de Kandahar para un asalto planificado para el inicio del siguiente mes.

Con los recientes anuncios de que Montenegro, Mongolia y Corea del Sur se han convertido en la 44ª, la 45ª y la 46ª nación en contribuir con sus tropas - Bahrein, Colombia, Egipto y Jordania han suministrado ya o se han comprometido a proporcionar tropas, pero aún no se ha oficializado esta designación – en Afganistán estarán presentes unidades militares provenientes de 50 naciones de todos los continentes poblados al servicio de la Alianza militar del Atlántico Norte inmersa en una guerra en Asia Central, que entrará a su décimo año el 7 de octubre de 2011.

Australia, con 1550 soldados, participó en sus primeras operaciones militares a partir de la guerra de Vietnam y ha padecido la experiencia de sus primeros caídos. Canadá a partir de la guerra de Corea. Alemania y Finlandia desde la Segunda Guerra Mundial. Los cuatro soldados de Suecia abatidos en el norte de Afganistán son los primeros caídos de un país escandinavo en casi 200 años.

Los efectos de la guerra en Afganistán no solo se han limitado a las pérdidas en el campo de batalla.

El año pasado, Dinamarca, integrante de la OTAN, gastó 415 millones de dólares para su misión en Afganistán, más de 135 millones de dólares respecto al 2007. Dado que el balance total del 2009 para la defensa nacional era de 3.87 miles de millones de dólares, la guerra en Afganistán ha representado casi una novena parte de los gastos militares anuales del país. Dinamarca, que tuvo siete soldados abatidos en Iraq, ha perdido ya 31 en Afganistán. La última semana, la base danesa en la provincia de Helmand fue atacada por rebeldes y fueron heridos once soldados daneses.

El 9 de mayo, en Helmand fue liquidado un soldado británico, el cuadragésimo abatido este año (2010) y el 285º abatido desde el inicio della guerra, superando así a los 255 caídos en 1982 en el transcurso de la guerra contra Argentina por las Islas Malvinas, que constituía el número más elevado de caídos de la guerra británica contra la guerrilla en Malasia en los años cincuenta del siglo XX. En cambio, el Reino Unido ha registrado 179 muertos en Iraq.

En transcurso del último fin de semana, cuatro militares franceses fueron heridos, uno de manera muy grave, en una explosión de una mina en el sector noreste de la capital afgana. El 12 de mayo, se comentaba que había sido liquidado al sur de Afganistán un soldado de Rumanía, el duodécimo rumano abatido.

Hace menos de una semana, el 6 y 7 mayo, el Secretario General de la OTAN Anders Fogh Rasmussen se encontraba en la capital de Rumanía, Bucarest, para encontrarse con el presidente del país y el primer ministro elogió el empeño del gobierno en la guerra afgana – Rumanía había anunciado recientemente un refuerzo de tropas incrementado a 1,800 hombres – como “sustancial, sin dilación, con mayor enfoque al adiestramiento.” [2]

Una semana antes, el jefe de la OTAN se encontraba en Albania y en Croacia, flamantes miembros del bloque militar, y solicitaba el envío de más fuerzas en Afganistán, incluidos instructores militares.

Durante su viaje de cuatro días en Europa al inicio de este mes, el vicepresidente de Estados Unidos Joseph Biden, entre otras solicitudes, solicitó contribuciones adicionales de los aliados de la OTAN para la guerra afgana, que incluían la consolidación de un sistema europeo de intercepción de misiles bajo control estadounidense, y dirigiéndose a los 1,100 integrantes de la Brigada española de paracaidistas de infantería ligera, destacados en Afganistán en julio, afirmó:

“Deseaba tanto estar hoy aquí para rendir homenaje a este grupo de combatientes que han estado lado a lado de los combatientes de Estados Unidos en Afganistán. Como aliados en la OTAN estamos trabajando juntos…” [3]

En febrero de este año el gobierno del primer ministro español José Luis Rodríguez Zapatero anunciaba que estaba enviando a 511 hombres de tropa de más en Afganistán, llevando al contingente español a 1,600 hombres. nPoco antes de reunirse con Biden, Zapatero y su ministro de defensa visitaron el cuartel general de la OTAN en Bruselas, donde el primer ministro español declaró que Afganistán es “la misión primaria de la OTAN en este momento en el extranjero,” añadiendo que es “muy importante renovar nuestra fe en la estrategia actual en Afganistán ...” [4]

El 3 de mayo, el “The Times of London” escribía una intensificación del conflicto en el norte de Afganistán, que hasta hace poco tiempo había sido relativamente pacífico, pero donde recientemente Alemania había perdido a la mayor parte de sus 47 soldados caídos en combate y donde Finlandia y Suecia habían padecido pérdidas.

El diario británico escribió que “tropas de Alemania están involucradas en los primeros conflictos de disparos afrontados por el ejército alemán desde 1945, parar enfrentar a la creciente ofensiva de los talibanes al norte de Afganistán.” [5]

El general Stanley McChrystal, comandante en jefe de todas las fuerzas armadas de los Estados Unidos y de los demás aliados en Afganistán, ya sea de la Fuerza Internacional de Ayuda a la Seguridad que de la operación estadounidense Libertad Duradera, recientemente anunció el despliegue de 56 helicópteros y de 5,000 hombres de las tropas estadounidenses para poner bajo el comando alemán al norte de Afganistán.

Desde que la OTAN, en 2006, había asumido el control del sector meridional de Afganistán “era la primera vez desde la Segunda Guerra Mundial que tropas estadounidenses eran puestas bajo el comando extranjero en una situación de combate.” [6] También el general de brigada del Comando Central Douglas Raaberg remarcaba este evento.

El jefe del Comando Central, general John Abizaid, declaró a la agencia Associated Press que “la OTAN tiene necesidad de colgarse a esta misión por interés de la misma OTAN . Saltar fuera de los límites de Europa es lo que la Alianza necesita hacer para conservar un papel idóneo a futuras situaciones.

Después, Associated Press escribió que “Abizaid y otros han confirmado que la misión en Afganistán marca el punto de la histórica expansión de la OTAN, que podría ver a la Alianza asumir otras misiones en África o en cualquier otra parte del mundo.” [7]

Cuatro meses después de haber tomado el control de Afganistán meridional en 2006, el comandante de la OTAN en la región, el lugarteniente general británico David Richards, afirmó que la OTAN estaba conduciendo “operaciones de combate de tierra por vez primera en su historia.”

Y en esa que se ha demostrado ser una subevaluación de primer orden, Richards añadió: “Hace dos años, cuando el Consejo del Atlántico Norte adhería a este proyecto, probablemente no se sabía a dónde se iba a cazar.” [8] También otra agencia de informaciones se expresaba de esta manera: “La misión es considerada la más peligrosa y complicada en los 57 años de historia de la Alianza occidental.” [9]

Un mes más tarde, el general británico reflexionaba sobre las primeras semanas de este nuevo encargo, caracterizando la situación como un “desencuentro persistente e ingrato de bajo nivel”. [10]

Afganistán es un campo de batalla en la que la OTAN ha debido pasar por una mutación, la intensificación de los desencuentros en el terreno verdadero respecto al empleo masivo de ataques aéreos.

La Alianza de la OTAN…ha realizado operaciones de combate aéreo durante los conflictos en Bosnia y Kosovo durante los años noventa del siglo XX, pero ahora debe afrontar las operaciones de combate terrestre más importantes desde que fue instituida en 1949.

Los movimientos bélicos de la OTAN en el sur de Afganistán señalaban “la primera vez que la Alianza había realizado operaciones de combate terrestre…”[11]

En las palabras de Abizaid hace cuatro años, la guerra en Afganistán representaba de hecho una prolongación histórica, inaugurando “el salto del bloque fuera de los confines de Europa”, hacia África o hacia otras partes del mundo. Mientras tanto, esto es exactamente lo que ha sucedido.

Además, se ha esforzado por mezclar las fuerzas militares de más de 50 naciones, incluidas las de Afganistán y Pakistán, bajo un comando unificado en una fuerza global integrada y preparada para el combate, lista para futuros ataques, invasiones, ocupaciones y otras intervenciones lejanos del espacio euro-atlántico. Nunca antes se habían utilizado tropas de 50 países utilizadas en un solo teatro bélico, en un solo país.

La semana pasada asistió a un encuentro de la Comisión militar de la OTAN con los ministros de la defensa de 49 naciones que habían asignado tropas a la Fuerza Internacional de Ayuda a la Seguridad (ISAF).

La guerra afgana le ha asegurado a los Estados Unidos y a sus aliados de la OTAN bases militares en países de Asia Central, como Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán, donde se ha evaluado que en este mes de marzo han pasado por y desde Afganistán 50,000 hombres de tropas estadounidenses.

El año pasado, en Hungría se inauguró por vez primera en el mundo una operación multinacional de transporte aéreo estratégico, bajo el estricto control de Washington y la OTAN, capaz de satisfacer el esfuerzo bélico.

Se aceleró la integración militar de tres ex repúblicas soviéticas en el Cáucaso meridional por parte de Estados Unidos y la OTAN: Armenia, Azerbaiyán y Georgia.

Azerbaiyán, un país que se asoma al Mar Caspio en los límites con Irán y Rusia, duplicó recientemente las dimensiones de su contingente de tropas en Afganistán.

Georgia, ansiosa de obtener adiestramiento para el combate de sus tropas en condiciones bélicas para sus próximos conflictos con Abjasia, Osetia del Sur y Rusia, dentro de poco enviará a Afganistán 900 hombres, una contribución sustancial a la Fuerza Internacional de Ayuda a la Seguridad de la OTAN.

El 5 de mayo, en el cuartel general de la OTAN los representantes permanentes (embajadores) de los 28 países miembros de la Alianza han encontrado oficiales superiores del ejército georgiano en el ámbito de la Comisión OTAN-Georgia.

La representante ha indicado cómo la Alianza apreciaba la cooperación de Georgia con la OTAN y particularmente la participación de los soldados de Georgia en las operaciones para asegurar la paz en Afganistán y continuará apoyando para el futuro la reestructuración del sistema de defensa del país.” [12]

Es decir, Georgia le proporcionará a la OTAN tropas para la guerra en Afganistán y la OTAN colaborará brindando asistencia en la modernización de las fuerzas armadas de Georgia, en previsión de los futuros conflictos de Georgia con sus vecinos.

El 11 de mayo, Alemania fue sede de un encuentro entre ministros de defensa y jefes de estado mayor de las naciones que tienen tropas desplegadas en el norte de Afganistán, donde Alemania constituye la principal fuerza de la OTAN.

El ministro de la defensa alemán, Karl-Theodor zu Guttenberg, “invitó al encuentro del 11 de mayo informalmente también a los representantes de la OTAN, de la Unión Europea y Afganistán”.

El ministerio ha proporcionado explicaciones sobre quién exactamente había sido invitado. “Actualmente, en el norte de Afganistán las naciones que ven su presencia comprenden a Estados Unidos, Noruega y Suecia.”[13]

El ministro de defensa de Armenia, Seyran Ohanyan, envió a Berlín una delegación. Armenia es el primer integrante de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (CSTO - Collective Security Treaty Organization) en enviar tropas a la OTAN para Afganistán. Los otros miembros de la CSTO son Rusia, Bielorrusia, Kazakstán, Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán, y esta organización había sido considerada como fruto del intento de Rusia por contrarrestar la expansión de la OTAN hacia la ex Unión Soviética.

El día posterior al encuentro en Alemania, el ministro de la defensa y el ministro del exterior de Armenia acudieron a Bruselas para participar en un encuentro del Consejo del Atlántico Norte, la estructura de gobierno más importante de la OTAN, donde se evaluaba un plan específico de acción de asociación de la OTAN en los límites de Armenia.

Los dos eventos se encuentran intrínsecamente conectados y hacen parte integral del proyecto de la OTAN para asumir el control en el Cáucaso meridional. Armenia, como Azerbaiyán, limita con Irán, Azerbaiyán y Georgia limitan con Rusia.

Además, la guerra en Afganistán ha proporcionado a la OTAN la oportunidad para consolidar el control en los países de la ex Yugoslavia. El encuentro del mes pasado en Estonia de los ministros del exterior de la OTAN tenía el objetivo de aprobar el plan de acción para la incorporación de Bosnia como integrante, la última etapa antes de su adhesión total, después de que Bosnia ha anunciado el despliegue de tropas en Afganistán.

Bosnia ha emprendido el primer paso hacia la adhesión a la OTAN…dado que la Alianza de los 28 países le ha ofrecido al país balcánico un modelo particular para estar asociado…Al acordar la oferta de un plan de acción para la asociación de Bosnia, los ministros de la OTAN han aceptado…las contribuciones del país a la fuerza de seguridad en Afganistán (ISAF), bajo el mando de la OTAN.” [13]

El 10 de mayo, se comentaba que Robert Simmons, delegado auxiliar del Secretario General de la OTAN para la cooperación y la asociación sobre la seguridad y representante especial para el Cáucaso meridional y Asia Central, anunció que “Montenegro...será el siguiente país en ser admitido a la OTAN.”[14]

Montenegro, un minúsculo país independiente desde hace apenas cuatro años, había enviado a su primer contingente de tropa en Afganistán en marzo y en este mes de mayo su ministro de defensa y jefe de estado mayor visitará el teatro de guerra.

En el transcurso de los meses de marzo y abril, el Comando Operativo de las fuerzas especiales de Estados Unidos en Europa ha realizado ejercicios aéreos en colaboración con la aviación militar de Croacia, como se describe en el sito web del Comando estadounidense en Europa, de acuerdo con la nueva acentuación del Pentágono sobre operaciones internacionales contrainsurgencia, de las que está constituido el laboratorio de Afganistán: “La cuatrienal Revista de defensa del 2010 pus de relieve la importancia de aumentar la disponibilidad de aviones de combate como uno de los elementos más significativos para alcanzar el éxito en las operaciones de gran escala de contrainsurgencia, de estabilidad y de contraterrorismo.” [16]

El año pasado, la Croacia y Albania, otra nación balcánica, recibieron la bienvenida como integrantes a título pleno de la OTAN luego de haber proporcionado tropas para las guerras en Afganistán e Iraq. Al inicio de este mes, el ministro de defensa de Albania se encontraba en Afganistán para revisar a sus 255 militares destacados en la provincia de Herat. “El personal pertenece a dos unidades de élite del ejército: el Segundo Batallón de la Brigada de Intervención Rápida y el Regimiento Comando.” [17]

Además de los países de los Balcanes y del Cáucaso meridional, la guerra en Afganistán ha sido instrumental para el refuerzo del control de la OTAN sobre las naciones escandinavas, que aún no son integrantes a pleno título. El 12 de mayo, el comandante supremo de las fuerzas aliadas de la OTAN en Europa, el almirante estadounidense James Stavridis, visitó Suecia y Finlandia, agradeciendo a ambos países por los 500 y 150 hombres, respectivamente, que tenía bajo su comando en las operaciones OTAN-ISAF en cuatro provincias en el norte de Afganistán. Aún, Stavridis, en el transcurso de su inspección con un ejercicio de disparos en Finlandia, no hizo mención alguna a los cinco soldados suecos y finlandeses caídos en combate.

La guerra en Afganistán ha constituido también el vehículo para la penetración formal de la OTAN en el aérea del Pacífico asiático, dando lugar a aquello que la Alianza define como “inversiones conjuntas” con países amigos, como Australia, Japón, Nueva Zelanda y Corea del Sur.

Al inicio de este mes, el jefe del Comando Central de los Estados Unidos, general David Petraeus (convocado ahora para una candidatura presidencial en 2012), declaró: “Daría la bienvenida a más tropas australianas en Afganistán.” [18] Australia proporciona ya el contingente más numeroso de tropas entre aquellos países que no son integrantes a título pleno de la OTAN.

El 11 de mayo, el ministro de exteriores de la Corea del Sur Yu Myung-hwan visitó el cuartel general de la OTAN y se reunió al Secretario general Rasmussen. “Durante la reunión, discutieron como estimular leas relaciones entre la OTAN y la Corea” [19]

En abril, Corea del Sur se convirtió en la última nación en ser indicada oficialmente como proveedora de tropas en Afganistán para la OTAN y desplegará no menos de 400 soldados.

Además, bajo el comando de la OTAN están prestando servicio las tropas de Singapur y Mongolia [20] y Kazakstán, que como Mongolia limita con Rusia y China, ha sido considerado como localidad para una nueva base militar para Estados Unidos y la OTAN, como complemento o sustitución de la base en Kirguistán. [21]

La campaña afgana de Estados Unidos y la OTAN ha alcanzado el objetivo de extender la red militar del Pentágono y la Alianza a través de varios continentes, de las bases aéreas en Bulgaria, Hungría y Rumanía en Europa hasta las de Asia Central – en Kirguistán y Tayikistán – hasta calles y centros para los transportes en el Cáucaso meridional (Georgia y Azerbaiyán) e nell’Asia Central (Kazakstán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán).

A través de informes militares entre los Estados Unidos y Pakistán y la Comisión militar trilateral Afganistán- Pakistán-OTAN, Occidente se introdujo también militarmente en Pakistán, nación clave.


El comandante de la OTAN de la Fuerza Internacional de Ayuda a la Seguridad, general McChrystal, acudió a Islamabad, capital de Pakistán, “para proporcionar actualizaciones de las operaciones de la ISAF en Afganistán y para consultas con el comandante en jefe del ejército de Pakistán. La visita del comandante de la OTAN se dio justo cuando las fuerzas estadounidenses están proyectando una importante ofensiva contra el baluarte talibán de Kandahar y por lo tanto tienen la necesidad de apoyo de Pakistán para intensificar la seguridad a lo largo de la frontera, para bloquear las posibles infiltraciones de los militantes revoltosos. Pakistán ha declarado haber desplegado más de 100,000 hombres a lo largo de los 2,000 kilómetros de frontera con Afganistán....”[22]

Cuatro días antes, los medios locales habían informado que las fuerzas de la OTAN habían disparado morteros a través de la frontera de Afganistán y Pakistán, hiriendo a cinco civiles, dos de modo grave, y creando graves daños a una mezquita. [23]

El día anterior a la visita de McChrystal en Pakistán, la agencia Reuters comentaba que “la CIA ha recibido autorización para tener en la mira un amplio rango de objetivos en Pakistán con misiles lanzados desde aviones teledirigidos drones, a pesar del descontento de las autoridades pakistaníes a causa del aumento de muertos civiles.” [24]

Además de permitirle al Pentágono extender su telaraña de vínculos estrechos de naturaleza militar a través de Eurasia y otros, la guerra afgana ha proporcionado al Pentágono también otras oportunidades.

El general de brigada del cuerpo de Marines de Estados Unidos, Glenn Walters, ha tenido una conferencia en el Instituto para el Avance de la Defensa y el Gobierno (Institute for Defense and Government Advancement) con el argumento de los vehículos aéreos teledirigidos drones (UAV), resaltando el hecho de que “los drones son utilizados por Yemen en Pakistán, pero sobretodo se solicita su utilización en el avance de las fuerzas estadounidenses en Afganistán.”

En 2001, el año de la invasión de Afganistán, en sus arsenales los Estados Unidos veían la presencia de aproximadamente de 200 drones. Actualmente existen 6.000 y, de acuerdo con el general de los Marines, en dos años “tendremos 8,000 UAVs...” [25] ¡Un aumento de 40 veces respecto al arsenal del 2001!En esta década, el uso de los drones no se ha limitado a Pakistán y a Yemen, dado que estos aviones teledirigidos armados con misiles letales han sido usados también en Somalia e Iraq, y en el último año el Comando estadounidense en África ha colocado al más peligroso de todos los drones, el Reaper, en las Islas Seychelles con un personal militar de más de 100 hombres, adquiriendo entonces una instalación militar adicional para el Pentágono, la segunda en importancia en África.

El 6 de mayo, “representantes de la OTAN de todas partes del mundo” visitaron Camp Atterbury, centro de adiestramiento de maniobras conjuntas, en estado estadounidense de Indiana para observar la prueba de vuelo de los drones.[27]

Además, la guerra en curso en Afganistán ha sido utilizada, de manera particular por el actual comandante estadounidense de la OTAN McChrystal, ex jefe del Comando conjunto de las operaciones especiales, para transformar cualitativamente la teoría y la práctica militar de los Estados Unidos a nivel mundial, con particular atención a las operaciones de contrainsurgencia y para expandir el uso de las fuerzas especiales de modo nunca visto en décadas recientes.

La semana pasada, el Jefe del Estado Mayor del Ejército de los Estados Unidos, general George Casey, ponía en relieve el papel contrainsurreccional de sus equipos en armas declarando que “el ejército debe posicionarse y adiestrarse para operar en un amplio espectro.” [28]

(El 10 de mayo, Casey había recibido en el Pentágono, en la Cumbre de las Fuerzas Terrestres Africanas, más de un centenar de altos oficiales provenientes de más de 24 países africanos.)

El 6 de mayo, se comentaba que el jefe del comando para las operaciones especiales en Europa y director de las operaciones especiales, Comando estadounidense en Europa, mayor general de la aviación militar, Frank Kisner, era transferido para ocupar el puesto de comando de las operaciones de las fuerzas especiales internacionales de la OTAN al cuartel general de la Organización en Bruselas.

El comandante supremo aliado para la reestructuración de la OTAN en Norfolk,Virginia, el general de la aviación militar francesa Stephane Abrial, que había asumido este encargo cuando Francia se había reintegrado a las estructuras de comando militar de la OTAN el año pasado, últimamente abordaba las transformaciones en curso de la Alianza, subrayando como esta "debe centrarse en asegurar a la OTAN por todos los medios necesarios y en colocarla en grado de desplegar fuerzas rápidamente y permitirles ocupar el teatro de conflictos por largo tiempo…” [29]

¡La guerra en Afganistán constituye el prototipo de misión descrito por el general Abrial!

Del 10 al 13 de mayo, más de “550 ministros de defensa, jefes de estado mayor y oficiales de grado superior provenientes de 82 países de todo el mundo” se reunieron en Amman, Jordania, para un importante evento, la Exposición y el Simposio de las Fuerzas Operativas Especiales (SOFEX), en el marco de la conferencia de los Comandos de Operaciones Especiales en Medio Oriente.

El encuentro, que duró cuatro días, “proponía intensificar las potencialidades de las Fuerzas Operativas Especiales en todo el mundo a fin de construir una estructura válida para la seguridad global y para combatir el terrorismo". Oficiales de alto grado de Australia, Francia, Alemania, Italia, Jordania, Líbano, Pakistán y Estados Unidos pronunciaron discursos de temas diversos, incluidas las operaciones militares relacionadas con misiones de defensa doméstica, operaciones de contraterrorismo, de guerrilla urbana y de combate cuerpo a cuerpo.

El jefe del Comando Central de las operaciones especiales de los Estados Unidos (responsable para Afganistán, Pakistán, Iraq y Yemen), mayor general Charles Cleveland, ilustraba en modo puntual "el papel de las fuerzas especiales operativas en las guerras modernas.” [30]

El 12 de mayo, el ministro de información de Jordania comunicó que Jordania ha adiestrado a 2,500 miembros de las fuerzas especiales afganas y que el Secretario General de la OTAN Anders Fogh Rasmussen, durante una reciente visita a este país del Medio Oriente, le solicitó a Jordania que adiestre a la policía afgana.

El comandante de las fuerzas especiales de Jordania, General Brigadier Ali Jaradat, confirmó que “1500 hombres de servicio en equipos de antiterrorismo provenientes de Afganistán e Iraq recibieron adiestramiento para las fuerzas operativas especiales a un costo de 200 millones de dólares cerca del Centro Rey Abdullah II, inaugurado en mayo del año pasado (2009).”
El general de brigada añadía que “los usamericanos y europeos participaban en los adiestramientos…Muchas de las tropas que debían emplearse en Afganistán recibían en este Centro el adiestramiento antes de ser enviadas al teatro de guerra.” [31]

Recientemente, el Pentágono ha proporcionado 581 vehículos blindados de combate con protecciones para resistir emboscadas con el uso de minas (MRAPS) a países que operan bajo comando de la OTAN en Afganistán, incluyendo a Alemania, Georgia, República Checa, Polonia y Rumanía y el Departamento de Defensa de Estados Unidos divulgó que fueron solicitados por los países que contribuyen con sus tropas a la guerra contra la insurrección en Afganistán. [32]

Este último año, Estados Unidos ha utilizado en Afganistán una unidad de vehículos de combate acorazados Stryker, usados por vez primera en Iraq en 2003. El Stryker es el primer nuevo vehículo acorazado del ejército estadounidense producido desde que entró en servicio en 1981 el Vehículo de Combate Bradley (Bradley Fighting Vehicle).

También el año pasado, el Segundo Regimiento de Caballería (SCR – Second Cavalry Regiment), destacado en Alemania, fue adiestrado en Bulgaria y Rumanía “adiestramiento como una fase de…preparaciones para un próximo despliegue en Afganistán..." Los primeros días de agosto, soldados de Estados Unidos descargaron 30 Stryker de combate en el aeropuerto Mihail Kogalniceanu en Rumanía oriental y posteriormente fueron dirigidos para el adiestramiento combinados con sus equivalentes del país anfitrión.

Militares del Cuarto Escuadrón del II SCR participaron en Rumanía en los terceros ejercicios de adiestramiento anual de la Fuerza de intervención rápida conjunta del Este, mientras que soldados del Segundo Escuadrón "realizaron maniobras idénticas en Bulgaria.” [33]


La Fuerza de intervención rápida conjunta del Este es fruto de la iniciativa del Comando Europeo, que tiene como objetivo la integración de las fuerzas armadas de Europa del Este con las de Estados Unidos y la OTAN. De hecho, esta formación se encuentra destacada cerca de la base aérea Mihail Kogalniceanu y regularmente se despliega y realiza maniobras en las bases militares en Rumanía y en Bulgaria, que ha obtenido Estados Unidos en los último cinco años.

El término “Este” tiene una doble connotación cuando se refiere al empleo de bases en países nuevos miembros de la OTAN para adiestrar y, por lo tanto, desplegar tropas sobre el teatro bélico afgano.

Afganistán ha sido individualizado, y por ende, transformado, siempre de manera oportuna, en un vasto terreno de adiestramiento para reforzar la estructura militar de unas cincuenta naciones, red que se ha extendido ya a Asia Central, el Cáucaso, Europa del Este, el Cuerno de África, Océano Índico y Medio Oriente. Constituye además un campo de pruebas para los nuevos sistemas de armamento y de combate del siglo XXI, proyectados para su uso futuro en todo el mundo.

Si mañana las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN tuviesen que retirarse masivamente de Afganistán, los resultados no serían del todo malos para los planificadores de la guerra en Washington y Bruselas.


Notas1) Reuters, May 12, 2010
2) North Atlantic Treaty Organization, May 7, 2010
3) Radio Netherlands, May 8, 2010
4) North Atlantic Treaty Organization, May 4, 2010
5) The Times, May 3, 2010
6) Associated Press, March 13, 2006
7) Ibid
8) Reuters, July 21, 2006
9) Associated Press, July 30, 2006
10) Toronto Star, August 26, 2006
11) Associated Press, July 30, 2006
12) Trend News Agency, May 4, 2010
13) Associated Press, May 4, 2010
14) Deutsche Presse-Agentur, April 23, 2010
15) Makfax, May 10, 2010
16) United States European Command, May 1, 2010
17) North Atlantic Treaty Organization International Security Assistance Force May 5, 2010
18) Australia Network News, May 1, 2010
19) North Atlantic Treaty Organization, May 11, 2010
20) Mongolia: Pentagon Trojan Horse Wedged Between China And Russia Stop NATO, March 31, 2010
http://rickrozoff.wordpress.com/2010/03/31/mongolia-pentagon-trojan-horse-wedgedbetween-china-and-russia
21) Kazakhstan: U.S., NATO Seek Military Outpost Between Russia And China Stop NATO, April 14, 2010
http://rickrozoff.wordpress.com/2010/04/15/kazakhstan-u-s-nato-seek-military-outpostbetween-russia-and-china 22) Xinhua News Agency, May 7, 2010
23) Pakistan Daily Mail, May 3, 2010
24) Reuters, May 6, 2010
25) Army Times, May 1, 2010
26) Decade Of The Drone: America’s Aerial Assassins Stop NATO, March 9, 2010
http://rickrozoff.wordpress.com/2010/03/09/decade-of-the-drone-americas-aerial-assassins
27) Camp Atterbury Public Affairs, May 8, 2010
28) U.S. Department of Defense, May 7, 2010
29) Defense News, May 4, 2010
30) Xinhua News Agency, May 11, 2010
31) USA TODAY, May 10, 2010
32) USA TODAY, May 10, 2010
33) Joint Task Force-East, October 22, 2009


Fuente: http://rickrozoff.wordpress.com/2010/05/18/die-nato-in-afghanistan-weltkrieg-in-einem-land/

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

The guitar - La guitarra