Thor

Las primeras escenas marcan una batalla desatada por Thor (Chris Hemsworth), en palacios grandes y futuristas que parecen una fusión entre las películas de Tron y Clash of Titans, pero sin la buena elaboración de ésta. Tras ver esta película, me quedo con la idea de que bien pude haberla visto en el trayecto de Puebla a Veracruz en algún autobús, y aún así creo que admirar la niebla de las cumbres habría sido más divertido.

Thor es castigado por su padre, Odín (Anthony Hopkins), y es enviado a la Tierra. Para no variar en su egocentrismo imperial ¡¡adivinen a dónde llega!! Sí: a Estados Unidos. A donde llegan a asilarse la mayor cantidad de terroristas y dictadores militares de este planeta. ¿No podían enviarlo a un país hermoso como Ecuador o Papúa Nueva Guinea? Bueno... en tan benemérito país, es confundido con un mendigo que desconoce absolutamente los usos y costumbres del planeta. Esta fue la parte más divertida de la peli: su adaptación a las costumbres de un planeta nuevo para él. La científica Jane Foster (Nathalie Portman) y un par de colegas comienzan a urbanizarlo.

Mientras tanto, el hermano de Thor, Loki, intenta apoderarse del trono en una especie de golpe de estado aprovechando la inestabilidad política del reino de Asgard contra un reino rival. En resumen, se trata de una sucesión política desorganizada y de traiciones familiares.

Sin los buenos efectos creo que la película sería todavía peor, pero ni así logra levantar. Demasiado gringa no solamente porque Thor aterriza en el desierto de Nuevo México, sino por la gringada ejemplificada cuando los pobladores pretenden levantar el martillo de Thor incluso utilizando la potencia de una camioneta o la gringuísima frase pronunciada por Jane Foster: "I can't believe it".

En tiempos relativamente cercanos, Natalie Portman pudo participar en una obra del cine como "Black swan" y en en esta película tediosa "Thor", es decir, del cielo al suelo. No entiendo ese afán de quererle meter escenas románticas a películas de acción porque creo que terminan siendo un híbrido ilógico. Ya pasó con el beso en la serie de películas de The Matrix, ahora en Thor, ¡caray! Es como si en alguna de las películas de Almodóvar, que tratan sobre relaciones humanas, el director manchego quisiese hacerlas más impresionantes utilizando platillos voladores comandados por Victoria Abril y Antonio Banderas. jajajajaja

Recuerdo haber visto las caricaturas de este héroe mitológico en mi infancia y eran mucho más divertidas, al igual que el cómic de los cuales se basaron para hacer esta película. No logra tener la emoción como la tuvo aquella de "300". En descargo de Thor, puedo decir que está mejor que "Lola la trailera".



Le doy 1.5 palomitas de 5 posibles a esta película del director Kenneth Branagh. Ojalá no se le ocurra hacer la segunda parte porque si me la ponen en un trayecto de Chetumal a Tijuana, llegaría a esta ciudad del norte de México con las mejillas arañadas de desesperación.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

The guitar - La guitarra