127 hours - 127 horas

Es una película protagonizada por James Franco, basada en la autobiografía del montañista Aaron Ralston.

Un día de 2003, Aaron sale a escalar formaciones rocosas a un cañón y su brazo queda atrapado en un accidente. Al no avisarle a nadie sobre su paseo, pasan los días sin ser rescatado hasta que es liberado por su ingenio y sus herramientas. Cinematográficamente, la película no es una joya, pero tiene emoción, sobretodo cuando se representan las escenas de degradación mental luego del paso de las horas sin alimento y con poca agua.

Aaron estaba bien equipado: una buena camioneta para llegar al desierto, una bicicleta de montaña para llegar al cañón, un bolso con lámparas, agua, cronómetro, una navaja de fabricación china, cuerdas para escalar y son todas estas herramientas las que le salvan la vida. Deja la enseñanza de avisarle siempre a alguien sobre nuestros paseos, por si llegasen a ocurrir este tipo de accidentes. De hecho, al final de las películas aparecen subtítulos con ese fin: "Desde entonces, Aaron siempre avisa a donde va".

Aaron logra escapar al cortar su brazo con ayuda de su navaja china, pues deja olvidada la suiza en casa, y tras días de dolor, es ayudado por una familia que se encontraba de paseo en la misma zona.

Le doy unas 2 de 5 palomitas posibles a esta peli del director Danny Boyle, que es director de las muy buenas películas Trainspotting y Slumdog Millionaire.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

Tanatología, la familia ante la enfermedad y la muerte.