Guten Tag, Ramón

El actor mexicano Kristyan Ferrer interpreta a Ramón, Él es un joven del norte de México quien no tiene muchas opciones laborales en su municipio, azotado por el narcotráfico y la pobreza. Así que decide irse a Alemania a buscar a la amiga de su tía, pero no la encuentra. 

Sin un plan claro, ya que tampoco tiene estudios universitarios ni se va becado, su gran problema es comunicativo: no tiene la mínima noción de cómo expresarse en alemán. El poco dinero que tiene se lo gasta rápido y tiene que mendigar afuera de una tienda de abarrotes, atendido por una hermosa joven alemana. Las cosas tampoco son fáciles porque la calle "le pertenece" a otro mendigo.

Ante un escenario desolador, una anciana, Ruth (Ingeborg Schöner), le ayuda a ganar un poco de dinero a cambio de trabajos caseros y clases de baile. Ramón hace amistad con los alemanes vecinos y amigos de Ruth, todos de la tercera edad. De este modo, Ramón consigue la plata necesaria para regresar a su hogar en México. Pasados unos días recibe la buena noticia de que le envían de Alemania el dinero que ganó allá, suficiente para comprar una casa y mejorar sus condiciones de vida.

La película sin duda es entretenida, linda, pero conjunta tanta buena suerte y bondad en un breve espacio y en un tema tan sensible que hace prácticamente imposible que un inmigrante en esas condiciones tenga toda esa buena fortuna.  "A better life" (Una vida mejor) o "La jaula de oro" tratan el tema de la inmigración con auténtico realismo.

Le asigno unas 2.5 de 5 palomitas posibles a esta película de 2013 del mexicano Jorge Ramírez (La mujer de Benjamín). Creo que lo mejor de la película es la sonrisa de la chica de la tienda. Si así son todas, ¡vámonos a Alemania! 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

Tanatología, la familia ante la enfermedad y la muerte.