Alexander - Alejandro Magno

Narra la vida de Alejandro Magno (Colin Farrell) sin temor de revelar su bisexualidad, no obstante tratarse de una producción estadounidense. La ventaja de las películas de Oliver Stone es ser fiel a la historia, sin importar el conservadurismo imperante en Hollywood.

Está muy bien hecha. Ilustra el nacimiento de Alejandro Magno y las ceremonias en su honor, su relación con Hefestión (Jared Leto) desde los primeros años, las batallas en Asia, su muerte.


Anthony Hopkins representa al historiador Tolomeo, quien reside en Alejandría (hoy Egipto) y narra la biografía del macedonio a sus escribas. Angelina Jolie interpreta a la reina Olimpia, madre de Alejandro Magno. Tiene una buena actuación (¡vaya, al fin!) que describe los usos y costumbres de la corte en esa época, los problemas interfamiliares con el rey Filipo (Val Kilmer), padre de Alejandro, y los intereses políticos con los políticos de la época. Jared Leto también tiene una actuación sobresaliente al representar al amante de Alejandro Magno, solidario y fiel desde la infancia y en las batallas donde conquistaron gran parte de Asia.

Stone resalta la batalla de Gaugamela al hacernos recordar parte de la estrategia militar usada por Alejandro Magno. Por momentos, pareciese un documental de History Channel, ya que no ahorró recursos en la caracterización de los soldados de ambos bandos: facciones, vestimenta, artefactos militares, etc. Esta batalla ganada por los macedonios fue esencial para vencer al persa Darío, además de que Alejandro Magno dirigió a 40 mil soldados contra casi 200 mil persas.

También nos muestra el debate al interior del ejército macedonio, pues tras la campaña de India y el paso por el Hindu Kush, los soldados estaban cansados tras varios años en guerra y deseaban volver a sus familias. En contraposición, Alejandro Magno quería más y más, siempre avanzando hasta satisfacer el ego imperial que marcó su leyenda.

Una escena impresionante es la del cabllo y el elefante cuando Alejandro, cabalgando a Bucéfalo, enfrenta al rey indio en elefante. Es ahí donde Alejandro es herido y comienza su debacle.

Le asigno 4.5 de 5 palomitas posibles a esta película de Oliver Stone de 2004.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

The guitar - La guitarra