The book of the woman - El libro de la mujer


Osho habla de la superioridad de la mujer porque es capaz de dar vida. Detalla como el hombre a lo largo de los siglos ha venido esclavizando a la mujer para trasladar su superioridad física al plano laboral, familiar, social.


En cuanto al movimiento feminista, dice que fue incitado por los hombres a fin de controlar a la mujer. Considera que muchas de las acciones del feminismo radical copian lo peor del hombre (fumar, escupir en la calle, vestirse como hombre), porque consideran a éste su enemigo. Según Osho, esto genera una dinámica de guerra en la que pierden ambos géneros.

Está en contra del matrimonio porque impide la felicidad plena de la pareja. Basados en la promesa de amor, hombre y mujer padecen el desgaste de la relación día tras día hasta volverla tediosa y aburrida, por lo que propone que ambos conozcan y tengan más amigos y no limitarse a una sola persona.

En cuanto a los niños, dice que lo mejor sería que fuesen educados en una comuna para recibir la influencia no solamente de padre y madre, sino de varios hombres y varias mujeres que influirían con sus respectivos puntos de vista.

Tiene un capítulo especial para el amor en el que habla de las mutaciones que éste va experimentando a lo largo de los años cuando se vive una relación de pareja, cómo se va deteriorando una relación si esta no es alimentada apropiadamente.

El capítulo relacionado con la maternidad habla sobre las diferencias entre una mujer y una madre, la libertad que se le debe de otorgar a los hijos para que se desarrollen sin los prejuicios paternos, el sacrificio que implica el parto, y la madurez que refleja la mujer respecto al hombre en esta etapa tan importante del ser humano.

Hace una crítica dura a la familia, quizá se le va la mano. La define como un manantial de prejuicio y dolor para las personas que termina por deformar el alma del niño desde temprana edad. No creo que aplique siempre, pero la visión de Osho considera que es así: la familia destruye más que construir personas libres. En cuanto a la educación del niño, prefiere el autor una educación en comunas, donde no solo el padre y la madre se encargan de mostrarle valores, sino varios hombres y mujeres.

Osho considera como el máximo invento en la historia a los anticonceptivos porque le permiten a la mujer recuperar su dignidad y decisiones sobre sus derechos reproductivos. Hace una crítica demoledora a las instituciones religiosas porque considera que basan su poder en el sometimiento de la mujer para que sea una fábrica de pobres.

Le asigno 4.8 estrellitas de 5 posibles por su dardo certero sobre la sociedad occidental.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

Tanatología, la familia ante la enfermedad y la muerte.