Presunto culpable

Es un documental mexicano que comenzó a filmarse en 2008 y terminó en 2010. Exhibe la corrupción del sistema judicial mexicano y la falta de preparación de mucha de la gente que ahí trabaja.

Antonio Zúñiga (Toño) es un joven de la capital mexicana que se dedica arreglar y vender videojuegos en un mercado callejero de Iztapalapa, hasta que un día es detenido y capturado por unas mierdas = policías corruptos. Comienza a purgar una pena de 20 años por un asesinato que no cometió, no obstante una gran cantidad de deficiencias en el proceso las cuales son resaltadas con buenos recursos tecnológicos en documentos originales.

Dos abogados se dedican a investigar el asunto y forman una estrategia para liberarlo, no exenta de sacrificios y problemas que al final se resuelven de manera relativamente positiva. Toño es liberado, pero lamentablemente los policías corruptos son ascendidos y el juez que lo condenó inicialmente sigue trabajando sin haber recibido castigo. Todo parte de un sistema en el que los policías son premiados por la gran cantidad de gente que atrapan, de manera tal que no les importa si los detenidos son o no culpables.

Esta muy bien musicalizado, de hecho es el mismo tono quien se dedicó a grabar hip-hop con letras que narran la corrupción de los procesos judiciales en el país. El dolor de los familiares de los presos es verdadero, pues hay filmaciones en el juzgado que muestran a la novia del protagonista pasar por toda una fase aciaga, desde ver a su novio preso hasta recibirlo en libertad con su hija.

Toño es un muchacho de origen humilde, pero en la película sus razonamientos son certeros, por ejemplo, ese donde dice que "jóvenes y jodidos aquí en la cárcel, éste es el futuro de México". Es una realidad similar a la de cualquier país latinoamericano donde siempre los grupos económicamente desfavorecidos son los más vulnerables a este tipo de injusticias. Algunas de las escenas me recordaron a la película "Road to Guantánamo" ya que se requiere ser extremadamente fuerte nivel mental para soportar tantes vejaciones.

La película intentó ser censurada por ese mismo sistema judicial mexicano, logrando hasta ahora una distribución y visualización masivas, además de obtener un coñazo'e plata en la taquilla. Le asigno 4.5 de 5 palomitas a la película de los directores Roberto Hernández y Geoffrey Smith.

Bendiciones para quienes luchan contra las injusticias de los gobiernos corruptos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

Tanatología, la familia ante la enfermedad y la muerte.