La teta asustada



Esta es una película peruana a la que le asigno 3.5 palomitas de 5 posibles.

Está un poco lenta pero la trama es muy buena. Se llama la teta asustada porque así se refieren en la película a una enfermedad parecida por aquellas mujeres que sufrieron violencia durante la guerra sucia en Perú (bueno, todas las guerras son sucias, pero las de un ejército contra su propio pueblo son todavía más aberrantes). Entonces, quienes parecían la enfermedad de la teta asustada, supuestamente le transmitían esta enfermedad a los neonatos a través de la leche materna. La supuesta enfermedad consistía en que nacían sin alma y asustados.

La actuación de la chica que parece la teta asustada es bastante buena, de verdad que parece que no tiene alma o que tiene la teta asustada. Hace uso de un curioso sistema anticonceptivo: tienen la vagina una papa introducida, la cual crece cada cierto tiempo y le brota hacia fuera, por lo cual tiene que podarla. El médico le explica a su tío que se trata de una inflamación que le provoca sangrado nasales cuando se asusta la muchacha, pero la ignorancia lleva el tío a creer que se trata de la teta asustada.

La película muestra escenas de pobreza de Perú. ¡qué mal! Otro país latinoamericano enormemente rico en recursos con poblaciones Américas y que viven en condiciones infrahumanas.

La muchacha trabaja como doméstica en una casa, donde la dueña le regala una perla por cada canción que canta en español a veces y en otras ocasiones en ¿quechua? ¿aimara? Mi conocimiento en estas lenguas es tan vasto como mi conocimiento en teoría de la traducción...

Al final, operan a Fausta, la chama, es decir, le extirpan la papa que tenían la vagina. El final de la película está excelso: alguien toca a la puerta de la casa donde vive y le dejan en la puerta un regalo, que es una ceta con una planta, al pie de la misma yacen dos pequeñas papas.


Nada más se ganó el Oso de Oro del Festival de Cine de Berlin 2009. ¿O 4 palomitas?

Magaly Solier, la actriz, es demasiado buena. Creo que en esta sola película es mucho mejor actriz que petardos mojados como Salma Hayek, por ejemplo. Ojalá salga en más películas.

Malditos neoliberales, ya vale 61 pesos mexicanos el cine.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

Tanatología, la familia ante la enfermedad y la muerte.