Homeland (Iraq Year Zero) / Part 2: After the Battle - Irak año cero / Parte 2: Después de la batalla.

Este documental durante 5.5 y 6 horas, por lo que su creador decidió dividirlo en 2 partes: "Antes de la Caída" y "Después de la batalla". Hoy he visto la parte 2, que dura 170 minutos.

La obra en cuestión se comenzó a filmar 2 semanas después de la caída de Bagdad, allá por abril de 2003. No se equivocó Fidel Castro cuando afirmó que la ocupación duraría entre 15 y 20 años, ya han pasado 15.

En pantalla aparece un niño de alrededor de 12 años de edad, Haidar, sobrino del director. Es de carácter vivaz, inteligente, y de mente limpia. Como integrante de una familia de clase media con tíos, hermana, abuela, padres, tratan de llevar una vida lo más normal posible. Siguen estudiando, intentan ser felices, viven con lo suficiente, se informan sobre lo que acontece en el mundo, todo ello en un país donde existir es un lujo. Su familia vive bien, pero otras lo pasan fatal: en casas de cartón, sin agua, sin electricidad, sin servicios.

El efecto de los bombardeos arrasó casas, edificios militares, escuelas. Da rabia ver cómo uno de los países árabes más avanzados regresó varias décadas en el tiempo por su oposición a acatar lo chantajes de EUA-Europa. Un actor próximo a sus 70 años de edad es entrevistado frente al edificio del Instituto Iraquí del Cine, donde habla de la destrucción del material artístico ahí almacenado. Su tristeza es palpable por la impotencia de ver gran parte de la historia de su país hecha cenizas. Llora.

Los yanquis se ensañaron contra el Museo Nacional de Iraq. Despojar a ese pueblo de sus tesoros nacionales es el modo más sencillo para fragmentarlo y aniquilar su identidad. Las piezas que se alojaban en su interior aparecerán en los museos europeos y en las casas de algunos millonarios occidentales. Siempre hacen lo mismo. Es una vergüenza que los gobiernos europeos se presten siempre a los genocidios de EUA.

La pelicula NO es una defensa al gobierno de Saddam Hussein porque muchos de los entrevistados hablan de las cosas que no les agradaban antes del 2003, de la persecución política a determinados grupos, pero reconocen que era mucho menos inepto que los "liberadores" de las barras y las estrellas. Dice uno: "Con Saddam teníamos luz después de 45 días de bombardeos, ahora ya no".

Nunca olvidemos quiénes han saqueado nuestros recursos, quiénes son los colaboracionistas que venden países en su propio beneficio. Un puñado de "colegas" hizo dinero mientras se incrementaban los secuestros, los asaltos, la drogadicción, el alcoholismo y otros problemas sociales. La gente ya no sale de noche, cierra los negocios temprano y las mujeres deben ir acompañadas por varones porque el país se volvió sumamente inseguro para ellas. Por eso surgió la resistencia iraquí.

El final es triste porque aparece un cuadro del niño Haidar con el típico listón negro que representa el luto  Al mostrarse su cuadro se escucharon varios lamentos en la sala de cine. Una mujer salió llorando; también yo. Confirmé lo que pienso desde años atrás: "EUA no sólo es un país, sino un esquema de dominación mundial".

La película del director iraquí Abbas Fahdel es una producción franco-iraquí 🇮🇶🇫🇷 del 2015. Le asigno unas 4.5 palomitas de 5 posibles. ¡Todas mis bendiciones para el hermano pueblo iraquí! Y gracias, muchas gracias al director por este tipo de obras que generan conciencia. ¡Gracias!

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

Entre piernas