Good Night Stories for Rebel Girls. / Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes.

Autoras: Elena Favilli y Francesca Cavallo


Este libro reunió más de 1 millón de dólares en el proceso de financiamiento colectivo que lo alimentó. Colaboraron 60 ilustradoras para hacer los magníficos retratos alusivos a las biografías de las mujeres que aparecen en el libro.


Ya había leído un extracto que me gustó muchísimo. Sin embargo, no me percaté de todas las biografías incluidas. Me pareció decepcionante excluir a Sor Juana Inés de la Cruz y, en cambio, incluir a genocidas como Hillary Rodham Clinton y a Margaret Thatcher. Este libro suele ser el primer libro de regalo para niñas, por lo que veo mejor incluir a quienes criticaron y lucharon contra la sociedad patriarcal como sor Juana o de valientes guerrilleras como Juana Azurduy. Si en el tomo 2 me entero de que metieron a C. Lagarde (la del FMI) no las vuelvo a leer. ¿Michelle Obama qué mérito tiene para estar ahí? ¿Ser la esposa de otro genocida? ¿Y ya? :)  ¡Válgame, Dios!..... Muchas concesiones....

Me pregunté por qué había tan pocas revolucionarias latinoamericanas y por qué había tanta sajona. Después investigué en internet la nacionalidad de las autoras y llegué a la conclusión: "Ahhh, ya, es que son italianas". ¡Listo!, generalmente ellos convergen con el imperialismo yanqui. Sólo así se dimensiona la presencia de alguien como Killary y Thatcher en el libro. ¿La cosmonauta soviética Valentina Tereshkova? No, no viene. ¿Violeta Parra? Tampoco viene. Tal vez en una segunda edición las incluyan. Las autoras trabajan y viven en EUA, lo que explica la inclusión de tantas mujeres europeas y estadounidenses en detrimento de las latinoamericanas.


"¡¡Ashhh, yaaaaaa!!! Nada te gusta, remedo de comunista. Toma tú un lápiz, un papel y haz tu libro", podrían espetarme :)

Me agrada MUCHO MÁS lo que hace la Revista Sudestada, editada en Lomas de Zamora, en la capital argentina. No da concesiones al imperialismo, se enfoca en nuestras revolucionarias. "Ay, ay, ay, machista, dijiste nuestras, y ya se te había dicho que no somos tu posesión". Séee, también las hay, seguimos perdiendo el tiempo en nimiedades del lenguaje, en lugar de ver lo relevante.

Salvo esos detalles, el libro es muy bueno porque tiene un montón de biografías concisas (100 en total) para enseñarnos, en especial a las niñas, que nada las debe detener. Su camino será difícil debido a los obstáculos impuestos por una sociedad por y para el varón desde hace siglos, pero nada es imposible de superar. Por fortuna, las cosas van cambiando y mejorando, baste ver el reciente resultado obtenido en el referendo irlandés sobre el tema del aborto.

Las biografías que más me gustaron fueron las de la ciclista italiana Alfonsina Strada, la bailarina cubana Alicia Alonso, la afroestadounidense Harriet Tubman, la comunista mexicana Frida Kahlo, las dominicanas Hermanas Mirabal y nuestra amada argentina Evita Perón.

Fueron mujeres muy valientes las que conforman este libro porque se atrevieron a romper esquemas sociales, y a creer en sí mismas a pesar de tener todo en contra.


212 páginas publicadas por Editorial Planeta. La traducción es perfecta y fue realizada por la mexicana Ariadna Molinari.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

Entre piernas