Joaquim - Joaquín

Joaquim José da Silva Xavier fue un revolucionario brasileño del siglo XVIII que buscaba independizar al Brasil de la corona portuguesa. Le decían "Tiradentes" porque, aparte de trabajar como funcionario de dicho poder europeo, extraía muelas....sin anestesia.

Esta excelente película del 2017, dirigida por el brasileño Marcelo Gomes, nos muestra una revisión histórica sobre la colonización en Brasil. Nos muestra la evolución de Tiradentes como un hombre bueno que no es perfecto, pero se da cuenta de los abusos y cambia su historia personal. Es hijo de portugués, pero no es racista: le gusta la esclava negra con la que sexa de mutuo acuerdo, quien le mata los piojos y le corta el cabello con un machete corto.

Las mujeres son consideradas un objeto sin voluntad propia. Las esclavas padecen el trabajo forzado y el sexo sin los mínimos estándares de higiene, mientras que las mujeres de clase alta obedecían al marido.

El racismo no se limita a los pueblos originarios y los negros, sino contra los mestizos, los de piel morena, quienes muy difícilmente podrían aspirar a ascensos laborales y sociales por el color de su piel. Empero, el director nos regala una escena hermosa cuando el indio y el negro cantan y bailan al amanecer en su respectivos idiomas. Traban buena amistad porque se enseñan mutuamente palabras en sus lenguas.

Es relevante el intercambio entre el brasileño Joaquim y el funcionario portugués en el Agreste. El europeo se desespera por la rudeza del clima en la región conocida como Agreste y comienza a insultar a los locales como "pobres de mierda que viven en un infierno". Se desespera porque no encuentran oro para satisfacer a su naciente industria minera. El brasileño le responde: "en este infierno tenemos de todo y no tenemos que ir a chupar la sangre a otros". Tiradentes considera injusto que la riqueza local sea exportada a Lisboa.

Con el tiempo conoce a un poeta que le presta libros relacionados con la Ilustración como se hizo en toda América. Le presentan a personas que encabezan la futura sublevación contra los europeos y es el fin de la película porque no se muestra el desenlace del movimiento revolucionario.

Como parte de la 64 Muestra Internacional de Cine, a esta joya cinematográfica le asigno 9.5 palomitas de 10 posibles. Es un placer escuchar idiomas que no sean inglés. El actor brasileño Júlio Machado interpreta a "Tiradentes", el portugués Nuno Lopes hace el papel del funcionario luso Matias, la brasileña Isabél Zuaa representa a la esclava "Preta".

Joaquim o "Tiradentes" es un héroe independentista que murió asesinado y descuartizado como se hizo en el Perú al guerrillero inca Túpac Amaru. Hoy es estudiado en las escuelas porque se le considera un héroe nacional en Brasil. ¿Y si quitamos las estatuas de presidentes yanquis y ponemos algunas de independentistas latinoamericanos? "Eres un revisionista de la historia", nos dirán. Sí, sin duda, lo que fue mutilado debe renacer, donde reinó el silencio debe escucharse música, donde hubo tortura debe haber amor. Sí, en ese sentido debemos asumirnos como revisores, correctores, perfeccionistas.

¡Prohibido olvidar a nuestros mártires, camaradas! Las nacionalidades no importan, no les olvidemos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

The guitar - La guitarra