The selfish giant - El gigante egoísta.

Arbor (Conner Shaftman) y Swifty (Shaun Thomas) son dos niños ingleses de un barrio pobre que tienen problemas en sus respecitvos hogares como violencia intrafamiliar, desorden, hacinamiento, problemas de conducta, etc. 

Como era de esperarse, más temprano que tarde terminan siendo expulsados del colegio tras su bajo rendimiento académico, así que buscan la manera de ganar un poco de dinero sin que se enteren en sus respectivas familias. Llegan a una chatarrería en la que conocen a un señor llamado Kitten, quien los vincula a las apuestas de caballo y al robo de cable y chatarra.

Los chavales se engolosinan con el dinero mal habido, por lo que sus acciones van de menos a más hasta que Swifty muere electrocutado en el intento de robar cable de alta tensión.

La película, una adaptación al cuento homónimo de Wilde, es una crítica a la creciente pobreza en Inglaterra a través de personajes rudos y verbalmente violentos por la impotencia que generan la frustración laboral y la pobreza.


Le asigno 3.5 palomitas de 5 posibles a este filme de la directora inglesa Clio Barnard. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

Tanatología, la familia ante la enfermedad y la muerte.