Brooklyn

Históricamente, la población de Irlanda fue diezmada por el imperialismo británico, por lo que los sobrevivientes a ese acoso no tuvieron grandes oportunidades laborales en su lugar de origen. Mucha gente emigró a EUA y fue el estado de NY quien los recibió mayoritariamente.


 Esta película es una homenaje a la gran inmigración europea que contribuyó a engrandecer a EUA, enfocada en inocente chica irlandesa llamada Eilis.


Para ayudar a su madre, Eilis (Saoirse Ronan) decide emigrar a NY a inicio de los años 50 con todos los miedos del mundo. Deja en Irlanda la vida sin prisa, los bailes de pueblo y el paso del tiempo en calma, porque siente que la juventud se le va sin logros significativos.

Luego de una travesía oceánica agitada, la muchacha consigue empleo en esa nueva cultura y ante una sociedad mucho más ajetreada. Su manera de vestir y comportarse es recatada en comparación con las estadounidenses de su edad y con sus compatriotas que ya llevan tiempo viviendo ahí, en Brooklyn. 


Hay una parte de la película donde Eilis tiene que regresar a Irlanda porque ha muerto su hermana y la madre de ambas está abatida. Ya en su patria hace comparaciones de lo que fue su juventud y su vida actual en EUA, donde se había casado en secreto con un muchacho italiano. Tras dudar por mucho tiempo, la joven decide regresar a NY porque define con su felicidad no está en su pasado, sino en su futuro, en el amor. Por eso el final es hermoso: Eilis sorprende con un abrazo al amor de su vida. 

Le asigno 4 palomitas de 5 posibles a este filme de 2015 del director irlándes John Crowley.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

Tanatología, la familia ante la enfermedad y la muerte.