Steve Jobs

A diferencia de otras películas sobre el fundador de Apple, "Steve Jobs" nos muestra a la empresa en marcha, siempre activo y hasta algo déspota hacia sus trabajadores y familiares. La relación con su hija tiene mucha más presencia en este filme que en "Jobs", por ejemplo.

Ya no se aborda la etapa juvenil de cómo tuvo que lograr el financiamiento para construir sus pequeñas computadoras, sino que se ensalzan las presentaciones de nuevos productos para su venta. Tiene una visión sobre el narcicismo de un Jobs obsesionado con su imagen: buenas camisas, maquillado, que todo esté sincronizado, exigiendo demasiado a sus colaboradores.

Otro papel relevante lo tiene su auxiliar, Joanna (Kate Winslet), que está con él toda la vida: en Apple, al salir de ésta y fundar Next, al regresar a Apple.  Y es Joanna quien suaviza parte de las relaciones sociales y empresariales de Jobs con sus socios y amigos.

Con el tiempo, Steve Jobs logra recomponer el vínculo con su hija Lisa, una de las primeras usuarias de las computadoras de su padre. Al final de la película hay un gesto hermoso cuando ella recibe de su padre un dibujo que no recordaba, realizado por ella misma en esa arcaica computadora de los años 80s.

Le asigno unas 3.5 palomitas de 5 posibles a esta película del director inglés Danny Boyle (127 hours, Slumdog Millionaire, Trainspotting). 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

Tanatología, la familia ante la enfermedad y la muerte.