Argo

Creo que debe ser una de las peores películas que he visto en mi vida por su altísimo grado de victimización: los yanquis son, supuestamente, buenos y democráticos; los iraníes son, supuestamente, perversos y tiránicos. Así que la historia no se enfoca en cómo los iraníes tuvieron que padecer los abusos del shá, amigazo de Washington, sino en la toma de la embajada de EUA en Teherán.  


Ben Affleck hace el papel  de Tony Mendez, un agente de la CIA que tiene la misión de rescatar a unos diplomáticos de EUA secuestrados en Teherán a finales de 1979.  Para ello, le asignan un presupuesto que alcanza para fingir la filmación de una película en la capital de Irán. La perspectiva supremacista del director (el mismo Affleck) es bien clara: funcionarios iraníes misteriosos, policías vestidos de civil que espían a Mendez, un pueblo iraní salvaje. En fin, es una prueba más de lo mucho que hemos visto en ese tipo de ¿cine?, donde los negros van a la cárcel y los narcotraficantes son latinoamericanos, jamás gringos.

¡Sí! Adivinaron. Mendez y su gente, con identidades y documentos falsos, engañan a los iraníes. La escena del escape es tan "heroica" que es burda y artificial, a diferencia de la bien lograda escena de escape de "The Last King of Scotland" sobre el dictador ugandés Idi Amin. 

Es lamentable que Affleck le haga el trabajo sucio a las más nefastas corrientes políticas de su país. ¡Por supuesto! El premio para el soldado Affleck por haber contribuido al choque de civilizaciones fueron varios Oscars. Le asigno
1 palomita de 5 posibles a esta producción del 2012.  

¿Cuándo hará Affleck una película sobre las agresiones del gobierno de su país al pundonorso pueblo de la República Islámica de Irán? ¿Sabe Affleck que EUA le financió a Saddam Hussein las armas químicas para su guerra contra Irán?  

La película la resumo así: el ayatolá Ruhollah Jomeini está inscrito para siempre en la historia de Irán; Affleck tiene mucha plata y malos asesores. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

Tanatología, la familia ante la enfermedad y la muerte.