Winter sleep - Sueño de invierno

Aydin es un hombre que se acerca al sexto decenio de vida y está casado con Nihal. Es dueño de un hotel de tipo ecológico, situado en las montañas de Capadocia, donde la vida transcurre sin prisas. Con ellos vive Necla, hermana de Aydin, aburrida de no hacer nada.

La familia tiene servidumbre, tierras, caballos, casas para rentar, además del hotel. Económicamente tienen la vida resuelta, pero sus carencias se remontan al plano espiritual.

La película me hizo recordar aquella frase de Sartre, "el infierno son los otros", porque las dos mujeres critican fuertemente a Aydin, no obstante es quien tiene más sentido común en la familia. Necla se queja de todo, pero nada hace con su vida. Si Aydin es tan desagradable, ¿por qué su hermana siempre va a leer y a recostarse en el estudio donde él redacta sus escritos? Ni pichan ni cachan ni dejan batear, coño.

Nihal tiene un choque generacional con su marido y la comunicación con él se torna cada vez más pesada. Sin embargo, las mujeres no se atreven a dejar la comodidad en la que viven. Baste recordar la parte final de la película, donde Nihal es renuente a aceptar el donativo de su marido, así que decide ayudar a una familia morosa. A cambio, recibe una lección de parte del inquilino: la dignidad no se compra. A eso la redujo el orgullo de no aceptar el donativo de su marido. Regresa a la casa, sin cumplir su amenaza de irse. 

Nihal es un personaje que demuestra tener mucha inmadurez una vez que se le cae la máscara de tolerancia.  "Eres culto y honesto, pero utilizas tus virtudes para sofocar a los demás." Yo lo veo más bien como la falta de talento de ella para ocultar sus propias carencias. Es ella quien lo idoatra inicialmente, sólo para llenarlo de defectos después; en ambos casos falla en la definición. 

La carta que Aydin le escribe a su esposa lo pinta como un ser humano como todos, con virtudes y defectos. Le hace una declaración hermosa de sinceridad en la que acepta no haberse ido a Estambul como lo había planeado, por la enorme necesidad que tiene de estar cerca de ella y acepta saber que el amor de Nihal hacia él se ha acabado. 

El director turco Nuri Bilge Ceylan ganó con este filme la Palma de Oro en Cannes en 2014. Haluk Bilginer hace el papel de Aydin, Nihal es representada por Melisa Sözen, Demet Akbag hace el papel de Necla. Le asigno 4.5 de 5 palomitas posibles.

No sólo se trata una temática profunda como lo es el final del amor, sino que se goza de buenas escenas en el interior turco.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

The guitar - La guitarra