Call me by your name - Llámame por tu nombre

Para apreciar el hermoso mensaje de amor de esta película debemos comprender que, lamentablemente, el planeta está regido por una sociedad heteropatriarcal en la que el amor entre personas del mismo sexo está mal visto. 

Oliver es un arqueólogo estadounidense de unos 30 años de edad que viaja al norte de Italia a colaborar en un proyecto con su colega italiano, quien lo hospeda en su hogar. La película es larga, 2 horas 12 minutos, pero fluye bien debido a los hermosos paisajes veraniegos de esa zona. Se habla de etimología, de libros, de la influencia etrusca en la bota italiana, de la lengua latina, de los edficios viejos en los pueblitos. 

Ambientada a inicio de los 80s, Elio es un muchacho de 17 años que pasa con su familia el verano en una hermosa villa. Es culto por ser un gran lector y por poseer una vasta educación musical. Es el encargado de enseñarle el pueblo a Oliver en recorridos bicicleteros. Poco a poco se va estrechando el vínculo entre ambos a través de la convivencia y la cultura. El despertar sexual de Elio es acompañado por la experiencia de Oliver de una manera romántica y divertida, sin llegar a lo soez.

Pero como todo tiene un fin, Oliver parte de vuelta a su país, dejando triste a Elio. Siempre las despedidas son así, y más en este caso donde la sociedad habría visto mal un vínculo amoroso entre dos varones. Ojalá siempre prevaleciese el amor entre los seres humanos como motor principal de sus interacciones. 

Le asigno 4.5 palomitas de 5 posibles a este filme de 2017 del director italiano Luca Guadagnino. El actor estadounidense Armie Hammer representa a Oliver y el francés Timothée Chalamet hace el papel de Elio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

Entre piernas