Mandariinid - Madarinas

Tras disolverse la URSS en 1991 muchas de las repúblicas soviéticas se volvieron estados independientes, como Georgia, y un año después Abjasia se separa de esta. 

Es en este entorno donde se ubica la trama de la película, con el anciano de origen estonio, Ivo, viviendo en una zona boscosa. Su familia se ha regresado a Estonia, convertida esta también en una nueva república independiente. Ivo tiene conocimientos de carpintería y le ayuda a cultivar mandarinas a su vecino, Margus.  Lamentablemente, ambos son presa de la guerra entre la rebelde Abjasia y Georgia, cada una con sus bandos representados por Ahmed y Nika, respectivamente.

   Ivo recibe primero a Ahmed, herido tras un ataque, y posteriormente a Nika, que se salva de ser enterrado vivo. Después de comentarios hirientes entre ambos, provocaciones y agresiones verbales, los soldados rivales terminan por defender la casa de Ivo ante la llegada de otro jeep con militares al poblado.

 La película nos invita a pensar en que la salvación de la especie humana es posible si trascendemos los conflictos políticos y religiosos.

Le asigno 4 palomitas de 5 posibles a esta película del director georgiano Zaza Urushadze de 2013. Lembit Ufsak hace el papel de Ivo, Giorgi Nakashidze representa a Ahmed, Misha Meskhi interpreta a Nikka y Elmo Nüganen a Margus.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

Tanatología, la familia ante la enfermedad y la muerte.