Nebraska

Woody es un anciano estadounidense que quiere ir a cobrar su premio de 1 millón de dólares, así que decide irse caminando desde Montana hasta Nebraska. Tiene que ser su hijo David quien le explique que se trata de una farsa, pero Woody no lo acepta. Surge entonces una diferencia familiar entre David y su hermano, Ross, pues éste no le tiene tanta paciencia a su padre y proponerle meterlo en un ancianato.


Si bien la esposa de Woody, Kate, sugiere manejar el asunto con discreción, muchos amigos y familiares terminan enterándose del "premio". Lo peor del ser humano brota: chantajes, envidias, cobros, solicitudes de ayuda, y en menor medida llegan auténticas y desinteresadas felicitaciones.

Me recordó a la película "Little Miss Sunshine", donde los integrantes inconexos de una familia deciden por unirse ante la adversidad.

Woody se desengaña cuando llegan a la oficina de la lotería y le dicen que no existe el premio. Tiene que ser David, el hijo, quien compre una camioneta seminueva para cumplirle el capricho a su padre.

Todos envejecemos, algunos desarrollaremos enfermedades mentales o nos aferraremos a un estilo de vida. Es bueno pensar en la vejez, no sólo para un buen vivir, sino para un buen morir, sin ser una carga para los familiares. En ese sentido, "Nebraska" es una buena reflexión.

El director de esta película del 2013, filmada en blanco y negro, es el estadounidense Alexander Payne (The Descendants), nativo de Nebraska; Woody es representado por el actor Bruce Dern, Will Forte hace el papel de David. Le asigno 4 de 5 palomitas posibles.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

The guitar - La guitarra