Donde hubo muerte, hoy hay vida.


Este libro me lo regaló la cajera de la librería que está en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, donde compré varios títulos más que no creo conseguir en México. Poco a poco los iré leyendo.

Esa mañana de finales de abril de 2017 tomé un camión para llegar del barrio de Palermo al de Núñez (al norte de Bs.As.) y qué bueno que fue así porque está muy lejos caminando. Antes de llegar al gran predio donde está el Espacio Memoria se ve el estadio donde juega River Plate, por lo que es difícil perderse si uno va avispado y cuenta con una tarjeta SUBE.

El libro detalla la historia de ese siniestro lugar hace algunas décadas, pues ahí se torturaba a ciudadanos subversivos, de esos que se rebelan contra el orden establecido, de esos que luchan por mejorar las cosas. Con la llegada de la democracia a la Argentina, los militares fueron perdiendo poder y es en el gobierno de Néstor Kirchner cuando se otorga el control de este sitio a organismos que luchan por los Derechos Humanos.

Es de rápida lectura si nos gusta la historia y su diseño es bastante bueno, así como también los colores seleccionados para títulos y subtítulos. Me gustó mucho el mapa del predio en las primeras páginas porque ahora me doy cuenta que como que di "vueltas en círculos" ese día. Con razón el vigilante de uno de los edificios me dijo "¿Otra vez por aquí, che? Daaaale" jajajaja

¡Ahhh! Ahí mismo está el canal Paka-Paka, el hermoso museo de las Malvinas ARGENTINAS (es que como abundan los piratas ingleses...¡qué ladilla!), y otros edificios más donde se desarrollan actividades que le desagradan al actual presidente Macri, de derecha.
Todo viene bien explicado y dan una buena relación sobre los eventos y muestras artísticas que se han realizado a la fecha. En las guías de Lonely Planet lo definen como "The Argentinian Auschwitz", pero yo difiero un poco. Auschwitz y Bierkenau son lugares atroces, en un pueblo pequeño de Polonia cercano a Cracovia (Kraków) donde hay pasto y mucho aire frío, están dedicados a recordar los delitos alemanes contra múltiples pueblos europeos, pero no hicieron espacio para el arte. Acá en el Espacio Memoria no se quedaron en esa fase, puesto que tuvieron la idea de trascender y convertir ese lugar en arte. ¡¡Mmmmmm!! Y guisan un matahambre RE RICO ahí en su restaurante del Conti. Me gustó bastante todo.

Ahora el libro lo tienen mis padres para que lean algo sobre la lucha que dieron ciudadan@s argentin@s en los años 70-80 y cómo se cambió la finalidad de tremendo predio.

Cuánta gente valiosa fue asesinada  , pero como bien decía Allende.."no se detienen los procesos sociales, ni con el crimen ni con la fuerza". Y sí, el título es exacto: "Donde hubo muerte, hoy hay vida".

¡Gracias, Néstor!

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

Entre piernas