Francofonia, le Louvre sous l’occupation - Francofonía

El Museo del Louvre durante la Segunda Guerra Mundial es el tema de esta película del 2015 del director ruso Alexsándr Sokúrov (director también de "El arca rusa").

El norte de Francia fue ocupado por los nazis alemanes de 1940 a 1944, así que las autoridades del museo se encargaron de retirar las piezas más valiosas y enviarlas a la zona libre en el sur francés. Quedaron en el Louvre mayoritariamente esculturas y cuadros de menor valor que corrieron menos probabilidades de ser enviados a Alemania.   

Los dos personajes centrales son el francés Jaujard, director del museo, y el militar alemán Wolff-Metternich. El primero tiene la misión de defender las piezas del Louvre y el segundo está obligado a hacer una revisión de las mismas y enviar lo mejor a Alemania. Hay una escena donde el nazi le pregunta a Jaujard si habla alemán y este le responde: "No, yo soy demasiado francés". Qué difícil es proteger un museo ante la ocupación de una potencia extranjera en condiciones adversas como las que padeció Francia por la capitulación del colaboracionista Pétain.

Es magistral el modo en que Sokúrov hace tomas aéreas del museo, cómo describe la construcción del mismo y sus transformaciones con el paso de los años. No tiene pierde la caracterización del ególatra genocida francés Napoleón Bonaparte, quien convirtió al Louvre en museo para exponer todo lo que los imperialistas franceses le han robado a otros pueblos y que se rebelan a devolver.  Se muestra esa dualidad francesa entre su imperialismo (Napoleón) y la bella trinidad de libertad + igualdad + fraternidad  (Marianne). 

Por si fuese poco, Sokúrov exhibe el racismo de Hitler: los franceses tenían derecho a conservar sus obras de arte, los bolcheviques rusos no porque eran considerados subhumanos. Al director lo considero un genio por homenajear el sacrificio del pueblo de Leningrado, pues muchos monumentos rusos fueron bombardeados. 

Arquitectura, cine, esculturas, pintura, historia en una sola obra. ¿Quién coño si no Sokúrov podría ser capaz de incluir todo eso en una película?  El filme es un canto a los museos como recintos de exhibición de arte. Ya lo había hecho así con "El arca rusa", la segunda película que más me gusta. 

Hace como 3 años vi al actor mexicano Eugenio Derbez en un centro comercial aburguesado cercano a la casa. Repartía autógrafos y, como pasé cerca, creyó que le pediría uno o que me tomaría una selfie con él. Me sacó una sonrisa y pensé: "jajajajaja Si esté cabrón supiese lo que es el cine de Sokúrov. Vamos, si Derbez supiese lo que es cine". 

5 palomitas de 5 posibles a la película. El actor francés Louis-Do de Lencquesaing hace el papel de Jacques Jaujard, y el alemán Benjamin Utzerath representa al militar Wolff-Metternich. Ya que a Sokúrov le gustan tanto los museos, ¡qué hermosa sería una película suya en el Museo Nacional de Antropología sobre la historia de los pueblos indios mexicanos! Insh'Allah. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Jitomate, gitomate, xitomate?

Guaguarón

The guitar - La guitarra